Síndrome de muerte súbita del lactante

 

 

Se denomina síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) a la muerte de un niño por debajo del año de edad que ocurre de forma brusca e inesperada en niños aparentemente sanos y cuyas causas resultan inexplicadas tras un meticuloso estudio del caso .

 Aunque el SMSL es impredecible e inusual, es la causa más común de muerte de los bebés entre 1 y 12 meses de vida.

No se conoce la causa del SMSL, pero no es contagioso o hereditario y no está provocado por vacunas, vómitos, atragantamientos ni por descuidos de los padres.

La incidencia del SMSL tiene un pico en invierno y es mas frecuente durante la noche, posiblemente debido a la ventilación cerrada, ropa de vestir y ropa de cama más gruesas, y mayor exposición a virus respiratorios.

 Factores de riesgo:

  • Edad entre los 2 y 6 meses.

  • Sexo masculino.

  • Prematurez.

  • Madres adolescentes.

  • Nivel socio-económico y de escolaridad bajo.

  • Consumo de tabaco, alcohol y drogas durante el embarazo y el primer año de vida.

 Recomendaciones:

1. Dormir boca arriba. Los bebés que duermen sobre su espalda presentan una disminución significativa del riesgo de cólicos, infecciones de oído, nariz tapada y fiebre, que pueden ayudar a su vez a reducir la incidencia del SMSL.

2. Dormir sobre superficie firme, con sabanas ajustables, evitando colchones blandos. Manteniendo la cara y la cabeza descubiertas mientras esté durmiendo para que pueda respirar sin dificultad. Si utiliza una manta, sitúe al bebé al final de la cuna para que sus pies toquen el borde inferior de la cuna, después fije la manta a los pies y a los laterales del colchón de la cuna. La manta debería cubrirle sólo hasta el pecho, por debajo de los brazos. Mantenga sus brazos por fuera de la manta. No sobrecaliente al bebé con demasiada ropa o demasiadas mantas.

3. No poner almohadas o cualquier otro objeto blando (por ej peluches) en la cuna del lactante.

4. No fumar, consumir drogas ni alcohol durante el embarazo o el primer año de vida del bebé . La exposición al humo está altamente relacionada con las infecciones del tracto respiratorio en los lactantes,.

5. Evitar el colecho (compartir la cama con el lactante) La manera más segura de dormir para su bebé es solo en su propia cuna situada cerca de su cama.

6. Evitar el abrigo excesivo para dormir, manteniendo una temperatura agradable.

7. Lactancia materna. Los bebés que no son amamantados con leche materna y los que se alimentan de leche de vaca en biberón en lugar de con leche con fórmula específica para lactantes son más susceptibles de desarrollar problemas respiratorios y gastrointestinales que pueden aumentar la probabilidad de SMSL. Un bebé alimentado con biberón aún presentará mayor riesgo si el biberón está apoyado en algo en lugar de que se lo estén aguantando durante la toma.

. 

VOLVER