EL DENGUE

 

 

El DENGUE, es una enfermedad viral causada por el virus del dengue que pertenece al género Flavivirus y del cual existen 4 serotipos, también conocida como fiebre quebrantahuesos.

 

El virus se transmite al ser humano por la picadura del mosquito hembra AEDES AEGYPTI que ha sido infectado, a su vez, durante sus picaduras a humanos o monos portadores del virus del dengue, con mayor riesgo durante los meses calidos. Este virus permanece en la sangre del individuo afectado (viremia) durante 7-10 días después de la picadura, tiempo suficiente para que nuevos mosquitos adquieran la infección y la transmitan a otros huéspedes susceptibles después de un período de incubación de aproximadamente una semana.

 

 

La primera vez que una persona es contagiada adquiere EL DENGUE CLÁSICO (adquiriendo inmunidad para ese serotipo), que se caracteriza por :

 

Ø       Fiebre alta repentina

Ø       Dolor intenso de músculos, articulaciones, huesos, cefalea y dolor retro-ocular

Ø       Algunos pueden presentar salpullido en tronco, brazos y piernas, sangrado de encías, oídos y en otras partes

Estos síntomas se inician entre los 5-8 días posteriores a la picadura y pueden durar de 3-7 días.

Algunos pacientes pueden cursar la infección en forma asintomática.  

 

Si esta persona es picada por un mosquito portador de otro serotipo puede presentar EL DENGUE HEMORRÁGICO, que se caracteriza por:

 

Ø       Fiebre alta de 2-7 días

Ø       Hemorragias

Ø       Dificultad para respirar

Ø       Inflamación y enrojecimiento de la cara

Ø       Vómitos o diarrea

Ø       Alteraciones en la presión

Ø       Falta de apetito

Ø       Palidez, sudoración y sueño.

Puede ocasionar la muerte del paciente.

 

Prevención

 

1.        Mantener tapados los recipientes donde se almacena agua

2.        Eliminar el agua de recipientes, huecos de árboles, paredes, rocas, depresiones de terreno u otros objetos o instrumentos que puedan almacenar agua.

3.        Cambiar en forma frecuente el agua de floreros y la de animales domésticos.

4.        Eliminar todo tipo de basura que pueda almacenar agua como botellas, llantas y demás recipientes.

5.        Utilizar repelentes en la piel expuesta y sobre la ropa de tela fina.

6.        Usar camisas de manga larga y pantalones largos siempre que se encuentre en exteriores.

7.        Utilizar mosquiteros y rociar con insecticidas y/o uso de espirales antes de la hora de acostarse.

 

 

Ante la presencia de estos síntomas acuda al medico de inmediato y EVITE TOMAR ASPIRINAS, beba abundantes líquidos y mantenga reposo.

 

VOLVER