ANEMIA EN EL NIÑO

 

 

Definición: disminución de la hemoglobina por debajo de los límites inferiores considerados como normales de acuerdo a la edad y el sexo. La hemoglobina es una proteína presente en los glóbulos rojos de la sangre, encargados de transportar el oxígeno a todos los tejidos y órganos del cuerpo.

Principales causas de anemia:

1.      Deficiencia de hierro: por un aporte disminuido debido a: una ingestión inadecuada (dieta pobre en alimentos ricos en hierro -vísceras, calamares, pavo, huevo, pollo, pescado blanco, granos, harina de maíz, trigo, espinacas- y deficiente ingesta de vitamina “C” –vegetales verdes frescos, frutas-); y una absorción disminuida (consumo excesivo de antiácidos, gaseosas, vómitos y diarrea).

2.      Parasitosis intestinal.

3.      Empleo de leche entera de vaca en los niños menores de 1 año, ya que la digestión de ésta no es adecuada.

4.      Enfermedades: agudas infección urinaria, fiebre tifoidea, infección por citomegalovirus; entre las crónicas se cuentan: la infección por VIH, paludismo, insuficiencia renal crónica, neoplasias y tumores.

5.      Deficiencia de vitamina “B-12” y/o ácido fólico: en la dieta pobre en alimentos que los contienen (vísceras, pescado, leche, huevos, vegetales verdes y frutas).

6.      Intoxicación crónica por plomo: exposición diaria a la contaminación ambiental que producen las fábricas de pinturas, tintes, baterías y talleres de metalmecánica.

¿Cómo prevenir la anemia en los niños?

 ·        Asegurarnos que la madre embarazada no la tenga, esto se logra con un buen control prenatal.

·        Incentivar y asegurar una lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses de vida y complementada en los dos años de vida del bebé.

·        En los casos de lactancia artificial, solo utilizar las fórmulas infantiles (tanto de inicio como de continuación), ya que éstas vienen con agregado de hierro.

·        Lograr una alimentación adecuada que le brinde al niño todos los requerimientos nutricionales necesarios para su óptimo crecimiento y desarrollo. que contenga alimentos ricos en hierro como las carnes rojas y las vísceras, en menor medida las carnes blancas; si bien existen también vegetales que aportan hierro, como el brócoli, la espinaca, las lentejas, su absorción por el organismo es reducida. Algunas combinaciones de alimentos son positivas: aquellos ricos en vitamina “C”, como los cítricos, favorecen la absorción.

·        Recibir suplementos con hierro cuando el doctor lo indique y por el tiempo que sea necesario.

·        Descarte periódico de la parasitosis intestinal y el tratamiento oportuno de las infecciones.

 

VOLVER